Servicios

Entrevista sistemizada


Las pruebas alergológicas siempre deben estar precedidas por la entrevista clínica, mediante la cual se valora el posible desencadenante (alérgeno/s) de los síntomas del paciente. Así se establecerá un diagnostico provisional y que tipo de pruebas hay que realizar (alérgenos ambientales, alimentos, fármacos, látex, veneno de insecto, alérgenos contactantes, etc). Despues, según el resultado, se confirmará o descartará el diagnostico alergológico.

Las pruebas propias específicas que realizan los especialistas Alergologos, son de diferentes tipos:

Pruebas alérgicas


Prick-test o pruebas de prick

que consiste en la aplicación de una gota de los diferentes alérgenos a estudiar, habitualmente sobre la piel del antebrazo, y realizando después una micropunción con una lanceta. El resultado (pequeña roncha enrojecida en la zona de punción en caso positivo) lo obtendremos en unos 15-20 minutos.
Este tipo de prueba se utiliza para el estudio de la llamada reacción de hipersensibilidad inmediata o mediada por IgE, utilizándose extractos de diferentes alérgenos, como alimentos, alérgenos ambientales (ácaros del polvo, pólenes, epitelios de animales, hongos), látex, etc.

Prick by prick

se considera una variante del Prick test, y se caracteriza por utilizar alimentos frescos (generalmente alimentos vegetales). De esta forma se puede aumentar la sensibilidad de la prueba en comparación con algunos extractos comerciales. La prueba es muy similar al prick test, solo que primero se punciona el alimento y después la piel del antebrazo del paciente. El resultado lo obtendremos también a los 15-20 minutos.
Según el resultado de estas pruebas, el alergólogo puede solicitar analítica específica para completar el estudio.

Prueba intradérmica

consiste en la administración de un alérgeno generalmente diluido (en cantidad de 0’1ml) mediante una aguja fina, también sobre la piel del antebrazo. El resultado lo obtendremos en unos 15-20 minutos, pero en ocasiones se realiza una lectura tardía (pasadas unas 24 horas). Este tipo de pruebas está restringido para determinados alérgenos, habitualmente fármacos (que determina el Especialista).
Aunque extremadamente infrecuente, no existe prueba alguna, exenta de riesgo, por ello deben realizarse con la supervisión de un alergólogo.

Prueba epicutánea

consiste en la aplicación de unas sustancias (alérgenos) en forma de parches sobre la piel, de la espalda generalmente, para que contacten durante 48 horas. Al quitar los parches se realiza una primera valoración o lectura, y pasadas 72-96 horas se realiza la lectura definitiva, para objetivar la presencia de enrojecimiento o eccema en esa zona, indicativo de sensibilización alérgica.
Estas pruebas son de gran utilidad para el diagnóstico de dermatitis o eczema alérgico de contacto, y según los resultados, el Alergólogo puede recomendar medidas de evitación específicas para cada paciente.

Pruebas de tolerancia

consiste en la administración o exposición al alérgeno sospechoso (alimento, fármaco, latex, etc), a pequeñas dosis crecientes, y comprobar así la tolerancia. Suele utilizarse cuando no se ha obtenido resultados concluyentes en las pruebas cutáneas y analítica. Las pruebas de tolerancia están restringidas (a veces a entornos hospitalarios), según el alérgeno que se esté estudiando.

Pruebas funcionales respiratorias

Espirometria

una técnica englobada dentro de las pruebas funcionales respiratorias, utilizada para el diagnóstico del asma bronquial y su diferenciación de otras patologías pulmonares (EPOC, bronquitis crónica, enfisema, etc.). Consiste en la medición de volúmenes y capacidades pulmonares, mientras el paciente realiza unas maniobras de inspiración y espiración, según las instrucciones del personal de enfermería. El software del espirómetro, aparato utilizado para esta prueba, nos dará los resultados para llegar al diagnóstico, para comparar resultados anteriores y valorar la mejoría clínica, etc.

Test broncodilatador

nos ayuda a confirmar el diagnóstico de asma bronquial, cuando hay un cambio en los valores de la espirometria antes y después de inhalar salbutamol o terbutalina.

Registro de Flujo Espiratorio máximo o Peak-Flow

ayuda a recoger datos de función respiratoria fuera de la consulta médica, cuando hay que hacer un seguimiento en domicilio, en ambiente laboral, etc.
Peak- Flow es un pequeño dispositivo, con el que se realizan espiraciones repetidas (previo entrenamiento en consulta) y después se van anotando los valores, para hacer un estudio comparativo de esas cifras anotadas.

Procedimientos terapéuticos

Unidad de Inmunoterapia

Las vacunas o inmunoterapia específica, es el tratamiento de la causa de los síntomas alérgicos, podemos decir que es “el tratamiento de la alergia”. Según la OMS (organización Medica de la Salud), la inmunoterapia es el único tratamiento capaz de modificar el curso de la enfermedad alérgica (rinitis, rinoconjuntivitis, asma bronquial). Así se puede conseguir disminuir la utilización de medicación sintomática, y reducir la tendencia a asma que habitualmente presenta la rinitis. Las vacunas son tratamientos individualizados para cada paciente, que prescribe el especialista Alergologo, después de completar el estudio alergológico. La prescripción supone elegir, específicamente para cada paciente, el tipo de extracto, la composición, la pauta de la administración y la duración total de la inmunoterapia. El paciente acudirá a las revisiones periódicas con el Alergólogo.

Aerosolterapia

es la administración de algunos tratamientos por vía inhalada para lograr mejoría clínica más rápida y eficaz del paciente. Se utiliza para algunos fármacos y para determinadas patologías respiratorias.

Educación sanitaria

Pilar fundamental para completar adecuadamente los tratamientos.
Así en nuestra consulta hacemos especial hincapié en la explicación de la enfermedad, del tratamiento prescrito (adrenalina, inhaladores, etc), y también de las normas de evitación (ambientales, de contactantes, de fármacos), para que el paciente lo pueda entender y resolver sus dudas.

Recomendaciones ambientales

Los pacientes alérgicos a ácaros del polvo doméstico, pólenes, hongos de la humedad, etc, cuyas partículas pueden estar en suspensión en el ambiente, deben tener en cuenta unas recomendaciones específicas para evitar o disminuir al máximo la exposición a las mismas. Para ello, el paciente debe ser estudiado por un Alergólogo, quien le podrá aconsejar las denominadas normas de evitación ambiental, ajustadas a su patología alérgica.

Recomendaciones de evitación de contactantes

La dermatitis o eczema alérgico causado por el contacto de diferentes materiales (metales, látex, gomas, conservantes, perfumes, plásticos, cosméticos, etc) tiene un tratamiento inicial con fármacos aplicados localmente en la zona afectada. Para evitar que se repita, el paciente debe ser estudiado por un Alergólogo y así poder identificar el producto (alérgeno) causante de la alergia. Una vez identificado, el especialista puede aportar al paciente información muy útil para conocer donde se encuentra dicho producto, como evitarlo y como protegerse (tipo de guantes, y medida de evitación) en los casos que lo requieran.

Por ejemplo, los pacientes alérgicos a metales (níquel, cromo y cobalto, son los metales que producen alergia más frecuentemente) deben evitar contacto directo con bisutería, accesorios de vestidos, algunos tipos de prótesis o amalgamas, etc. Los alérgicos a conservantes (kathon, parabenos, etc.) deben evitar aquellos productos que contengan el conservante al cual están sensibilizados. Los alérgicos a gomas deben utilizar guantes específicos, así como los alérgicos a látex que debe conocer los productos hechos de látex que se utilizan en la vida normal.

Entrenamiento sobre aplicación de adrenalina

La adrenalina es el medicamento más eficaz e inmediato en la anafilaxia (reacción alérgica grave que puede ser mortal). Aquellos pacientes diagnosticados de anafilaxia y que tengan recomendado este tratamiento, deben estar entrenados sobre cómo utilizarlo. Existen diferentes tipos de autoinyectables de adrenalina, que se pautan según la edad y el peso. Es vital conocer su funcionamiento.

Ampliar información

Entrenamiento sobre utilización de dispositivos inhalados

El tratamiento actual del asma bronquial se basa en la utilización de fármacos por via inhalatoria. Así se consigue administrar la medicación a dosis más bajas, de forma más eficaz y con un efecto más rápido. Existen diferentes sistemas de inhalación y distintos tipos de inhaladores. Se dividen en: inhaladores en cartucho presurizado (con o sin cámara de inhalación), inhaladores de polvo seco (unidosis, multidosis) y nebulizadores. Por ello, es clave que el paciente conozca y haga uso correcto del dispositivo que se le ha recomendado.

Ampliar información

Recomendaciones y dudas sobre vacuna alergenicas

Patologías propias de la especialidad de alergología

Los diferentes campos de la especialidad de Alergologia, que estudiamos y tratamos, tanto en niños como adultos, son:

  • Asma bronquial, tos espasmódica, y aquellas patologías respiratorias con las que se pueden confundir (como la bronquitis crónica, …)
  • Rinoconjuntivitis
  • Rinosinusitis
  • Rinitis
  • Uticaria
  • Angiodema
  • Anafilaxia (por picaduras de abejas/avispas, por alimentos, etc)
  • Alergio a fármacos (con restricciones)
  • Alergia a alimentos y su diagnóstico diferencial con las alteraciones denominadas intolerancias
  • Dermatitis atópica
  • Eccemas alérgicos de contacto
  • Etc.